16 abr 2021

Arrebatos

“Dime, ¿cuánto tiempo te podías llegar a pasar mirando este cromo? ¿Y este otro? Años. Siglos. Toda una mañana. Imposible saberlo. Estabas en plena fuga. ¡Éxtasis! Colgado en plena pausa. Arrebatado”.



Quienes nacimos mucho antes de los álbumes digitales entendimos perfectamente lo que Ivan Zulueta ponía en boca de su Will More en el film "Arrebato" (1979)

Hoy en día podemos alcanzar con facilidad sucedáneos de aquellos arrebatos, especialmente navegando, surfeando, sumergiéndonos, en los océanos de 'ofertas' y exclusivos 'lotes', por ejemplo en todocoleccion.net, pero también en milanuncios.com o en ebay.es (sección coleccionismo, por supuesto).

Me planteo a veces entrar en alguna de esas páginas y poner en venta algunos de mis 'fondos de estantería'... y me planteo también escanear algunas auténticas y arrebatadoras joyas y colocarlas en yumpu (https://www.yumpu.com/es)

Igualmente me planteo abrir un album nuevo en pinterest para ir agrupando ahí mis arrebatos más 'modernos' y los medianamente recientes desperdigados en diferentes carpetas de imágenes.

Abro pues con esta entrada otro terreno a investigar.

Arrebatadamente online pero con la mente más tirando a offline. O algo así.

9 abr 2021

Unas y otras lunas

Veo en un libro que este lunes se cumplirán sesenta años del primer viaje espacial: las casi dos horas que Yuri Gagarin estuvo 'por ahí' fueron un 12 de abril, en 1961. De ahí que anualmente sea el Día Internacional de los Vuelos Espaciales Tripulados.

A su regreso las primeras personas que recibieron al cosmonauta en la Tierra fueron la esposa de un guardabosque local, Anijaiat Tajtárova, y su nieta de, entonces, seis años, Rumiya Kudashova. (cosa comentada también aquí) Una anécdota entre tantísimas.

El libro en el que he visto la fecha es un libro editado por GeoPlaneta en 2018 ISBN 9788408190271 Algunos catalogadores lo han considerado de astrología, otros de astronomía. Podría también considerarse un libro de ilustraciones, pues son estas, del ilustrador Thomas Hegbrook, las que dan forma y coherencia a la obra. Los textos no están mal, pero más bien son retales, abarcan temas muy diversos. El atractivo del libro es precisamente ese: es una mirada y un estudio. Por un lado es una mirada a la luna como mito y a las leyendas que desde todo el mundo nos hablan de ella, y a su influencia en las artes, en las religiones, en las costumbres...

Por otro es una introducción al estudio de los influjos en el comportamiento, tanto el humano como el de otros seres naturales. También hay breves comentarios sobre los viajes espaciales y sus detalles, ya sean técnicos o sobre los astronautas y también otros seres que fueron lanzados hacia el espacio antes del famoso paso de Armstrong en julio de 1969.

Se encuentran en el libro desde Verne a Meliès, de las mareas a los cráteres, de los rayos de Tycho al Selenean Summit, de la órbita elíptica a las decenas de otras lunas del sistema solar, de fábulas indias a dinastías de dioses, de las fases a los insomnios, de Orlando Furioso a Kepler y Galileo, de Tereshkova a Johannes Hevelius, de Laika, Ham o Félicette, a Tsiolkovski, de Hergé a Shakespeare, de H.G.Wells a Anaxágoras. El libro propone un pequeño viaje visual entre destellos de decenas de curiosidades más o menos lunáticas y luneras.

Especialmente por sus imágenes, pero también por sus curiosidades y por su visión panorámica del asunto, recomiendo este libro a tres días de la efemérides de la hazaña de Gagarin. Sólo he encontrado a faltar alguna referencia al comandante John Koenig y a la doctora Helena Russell y a los 300 de la Base Lunar Alfa, que en 1999 salieron de la órbita terrestre en una serie, Space: 1999, que a mí, de crío, me llegó a fascinar como pocas cosas entonces.

2 abr 2021

Sinfronteras

Hay libros que se escapan a la definición de libro. Es el caso de Sinfronteras, publicado por Libros del Zorro Rojo en 2017. Se trata de un 'libro-juego'. Puede intuirse, especialmente el juego, en el video siguiente



en cuyo texto adjunto se dice esto: "Sinfronteras" se compone de una selección de banderas de cuarenta y cinco países de los cinco continentes, cada una de ellas dividida horizontalmente en dos bandas combinables con las que es posible crear más de dos mil composiciones diferentes, llenas de color. ISBN: 9788494674433

Buscando por la red encuentro la cuenta de instagram de la autora, Imma Pla (Imapla), y en ella una mención a la editora y el siguiente texto de Galeano, que le cuadra totalmente al libro y a la idea del libro:
Por el derecho de soñar. Seremos compatriotas y contemporáneos de todos los que tengan voluntad de justicia y voluntad de belleza, hayan nacido donde hayan nacido y hayan vivido cuando hayan vivido, sin que importen ni un poquito las fronteras del mapa o del tiempo.
He disfrutado viendo las banderas e imaginando los paisajes de, por ejemplo, Jarundi, Venenia, Esquía, Turpaña, Dinakistán, Pepón, Macetralia, Israzuela, Rutina, Urulandia, Costaguay, Mexigascar, Bolidonia, Franmania, Itacia... Uno se da cuenta de cuan relativo es, todo eso de las banderas, las fronteras y las combinaciones posibles de unas y otras por medio de sus colores y sus letras.

Más o menos cuando me aficioné a mirar mapas me aficioné también a la vexilología (la ciencia que estudia las banderas). Por ello pasé muy buenos ratos en la página de FOTW (Flags of the World).

A los Libros del Zorro Rojo (link aquí) también estoy enganchado. Hace unos pocos sábados comenté sobre otro de ellos en Bibliugrafías (link aquí).

26 mar 2021

Compaterismo

Este mes de marzo mi blog más frondoso (el de las Ugrafías propiamente dichas, en la web de @jortiznet) cumplió 15 años. Escribo cada domingo allí, como cada viernes aquí (desde que me dio por hacer heptablogging). Y hace cinco días publiqué allí un post conmemorando y rememorando, que puede hacer de spoiler de los capítulos de mis memorias que vayan de 2006 a 2021 (cuando me dé por escribirlas, quiero decir).

Claro que en la página de Javier Ortiz (que también es la página de quienes somos sus secuaces y nostálgicos relectores) ya se da por entendido que antes de 2006 hubo un período, desde 2000, en que la página era mucho más básica: la antigua página de Javier. Poco después de montarla, Javier intuyó que quienes le leíamos y le escribíamos en función de ello, podríamos debatir entre nosotros/as y pasar con ello buenos ratos. Fue por tanto a finales del año 2000 que entre unos pocos fletamos un grupo de correo al que pusimos de nombre 'patera'.

Quienes "remábamos" en ese grupo nos autoreconocíamos como "compateros". Había debates, chistes, muchas ironías, alguna bronca, un poco de todo... Hubo también 'kedadas'... la primera en Madrid en noviembre de 2000. Poco a poco se fue sumando más y más gente. Duró "en abierto" hasta el 14 de abril de 2004. Aquellos cuatro años, desde luego ha llovido después, combinaron políticamente el primer mandato de Bush II y la mayoría absoluta del PP en el Congreso.

Entonces, entre marzo y abril de 2004, decidimos cambiar la patera. Vararla, más bien. Abrimos otro grupo, en el mismo Yahoogrupos, y le llamamos Islapatera. En ese grupo nos 'redujimos' a unos cuarenta participantes, pero el grupo ya no era "público", es decir, los mensajes no los podía leer nada más que quienes ya nos conocíamos previamente. Antes en la patera bastaba con apuntarse y había quien se había apuntado no para participar, sino solamente para ojear lo escrito. Después de cuatro años en altamar, buscamos por tanto la sombra del cocotero.

Claro que en Islapatera ya las cosas no fueron lo mismo, tampoco. Hubo cambios paulatinos... Mientras seguimos en la islapatera virtual, barruntando si montar una web coral o no, se fueron dando cambios sustanciales alrededor. Aparecieron Facebook, Youtube, Twitter... La propia web de Javier, como comenté antes, pasó a funcionar con el modo Bitakora de la empresa Codesyntax, tomando un aspecto más profesional. Apareció en papel en los kioskos el diario Público, del que Javier era pieza referente. En fin, muchas cosas pasaron. Seguimos participando, pero las discusiones y nuestras ganas de teclear también surfearon y viajaron por las nuevas formas y plataformas.

En la web nueva se abrió una zona para la participación de 'Voces amigas', con ese mismo nombre. Empezaron las 'Pedradas' de Mikel (ahí siguen, siempre activas). Se sumó Juanjo con 'La tele de Marat', que luego mutó en 'La celda de Jean Valjean'. Belén Martos tuvo un tiempo ahí 'El portal de Belén'. Maria Zaloña alimentaba la sección de 'Música recomendada'. Samuel aportaba su simpar 'Quilombo'. Entré con mis Ugrafías, eso pues, hace 15 años ya. Se sumó Jesús Cutillas "A pelo", y más tarde Alberto Piris trajo su "viejo cañón" y Luis de la Cruz compartió "eltransitotxt". Y así hasta ahora, ahí siguen las voces.

Tristemente, antes de tiempo, Javier se jubiló sin remedio. Se nos murió el amigo y maestro a finales de abril de 2009.

Rabia toda, pero la web se mantuvo. Básicamente por el tiempo que le dedicó Mikel Iturria, que coordinó las actualizaciones y las muchas colaboraciones posteriores a la muerte de Javier. Fueron subiendo así a la nueva web muchos textos de Javier que estaban en la web antigua o sin publicar más que en su momento en papel. Y hace ya un par de años, Mikel editó y publicó una primera antología póstuma en Foca: Talento y oficio de un periodista.

Hace pocos años Yahoo decidió borrar sus grupos, de manera que patera e islapatera desaparecieron. Conservo en un formato bastante complejo buena parte de los mensajes, pero ya no es posible leerlos de manera enlazada ni usar búsquedas temáticas internas como si se podía hasta antes de 2019.

Quedó en boceto un proyecto paralelo, que empezamos a llamar "Terciando", y en el que se sumarían a las ya existentes Voces amigas los enlaces a otras webs de compateros/as. Iba a ser "Terciando" porque tras la patera y la islapatera hubiera sido el tercer espacio. Y por ser todos/as proclives a la Tercera República, un poco también. Al menos otra media docena de blogs, webs o similares se hubieran adscrito también, compateranamente.

Queda ahora este texto mío, de entrada sin un solo enlace, como otro boceto de lo que sería un post más completo, con (casi) todos los enlaces pertinentes. Y así, como me ocurre a menudo en este semillero/florero, dejo el 'continuará' como punto y aparte, no final. Volveré sobre el tema. Salud compaterana. Y a más remar y a más ver.

19 mar 2021

Catalogando catálogos

Estamos estrenando en las bibliotecas catalanas un nuevo catálogo, que de hecho fusiona contenidos de dos anteriores independientes entre sí: por un lado el Aladi de la Diputació de Barcelona y el Argus gestionado por la Generalitat en las otras tres provincias

El mundo de los catálogos de documentos es inmenso. A diario pitufamos entre ellos, a veces saltando de uno a otro en busca de un libro o una revista o un material audiovisual. Y en la red hay muchísimos catálogos, y muchos casos y casualidades.

Leo que la palabra catálogo viene del latín catalogus y ésta del griego κατάλογος (lista, registro), voz compuesta del prefijo cata- (de arriba hacia abajo) y del radical LOG (lenguaje, ciencia), de legein, hablar.

Entre los sinónimos de catalogar, tenemos clasificar, inventariar, ordenar, enumerar, apuntar, registrar, adscribir, archivar; y también, en otro sentido figurado, encasillar, etiquetar, calificar, encuadrar.

Recuerdo cómo me impactó, hace ya muchos años, un video realizado por un grupo de estudiantes de Kansas y su profesor, Michael Wesch, en un ámbito al que se refieren como de Etnografía Digital. Estudiaban ya entonces cuestiones de antropología ligada a la evolución del uso de internet. Vi este video muchas veces, y a cada nuevo visionado encontraba nuevos detalles. Me sigue pareciendo muy pedagógico tanto el mensaje que conlleva como la manera de presentarlo.



En la misma línea que Information R/Evolution, estaba su interesante conferencia de hace unos 14 años titulada An anthropological introduction to YouTube (enlace aquí) y otro también corto, como el primero que he incrustado aquí, titulado Web 2.0 ... The Machine is Us/ing Us (enlace aquí)

Recuerdo que eso de la Ciberetnografía y el video que recupero aquí arriba me hicieron escribir (enlace aquí) sobre el 'tohuvabohuo' informativo (entiéndase tohuvabohuo como caos, aunque no es exactamente caos).

Otro asunto del que volver a tratar con nuevas entradas en las próximas semanas: los catálogos de bibliotecas, y también los catálogos de proveedores de bibliotecas, los catálogos online de venta de libros o discos, etcétera. Catalogar catálogos puede ser entretenido, pero desde luego lleva a descubrir, inevitablemente, más sorpresas.

12 mar 2021

Babele babili

Con ocasión del paso en 1986 del cometa Haley cerca de nuestro planeta Flavio Fonseca (bio en una web de MPB) compuso una bonita canción en esperanto. Su título es Babelturo (La torre de Babel) y está granada de juegos de palabras y de multilingüismo en su breve texto:

http://kantaro.ikso.net/babelturo_fonseca
Literaturo ne estas nur litera turo…
Babili babele…

Kvazaŭ babela turego kie neniu komprenas
eĉ sian propran parolon, ĉar la konfuzo festenas plene.
Ĉies mensoj verŝajnas venene diri:

«Je suis fou savant.
Ich möchte dahin fahren.
Hey, how do you do, okay?
Sento il carnevale entrare.
Deite aqui nesse dívã.
Iti, ni, san, si, go, roku.
Et cætera. Agnus Dei.
Gracias, que te hablo un poco.»

Haleja!
Helpu nin, ĉar la amo nun estas for.
Kisu nin per la suna kor'.
Kaj faru el ni ilojn de via paco
kiu ajn estas vi…

Literaturo ne estas nur litera turo…
(La literatura no es solamente una torre de letras)
Babili babele…

Parte de la primera Vinilkosmo Kompil', puede escucharse aquí




"Babele babili" significa algo parecido a "charlar a lo babélico".

Aquellos a quienes nos va esa marcha del plurilingüismo, las algarabías, los batiburrillos y demás mandalas idiomáticos, tenemos en internet un buen puñado de diversiones.

Recomiendo especialmente Ba Ba Dum, un (multi)juego que engancha (enlace aquí). Se puede escoger entre un gran número de idiomas y el modo de adivinar entre cuatro imágenes es altamente adictivo. Si se le da a la bandera multicolor los idiomas saltan aleatoramiente y entonces es un auténtico festival, un mar de posibilidades y un ejercicio de intuición, a base de relaciones, bien potente.

Por otro lado, la manera en que se ha ido construyendo Babadum, (cosa que explican en este otro enlace), es muy interesante. Prácticamente todo es obra de una pareja de ilustradores y han ido colaborando desde distintos países mucha más gente. Ba Ba Dum es una de mis webs preferidas como pasatiempo.

También Duolingo, claro está, es un lugar muy lúdico, donde aprender jugando (enlace)

Otra web interesante es Lingvo.info (enlace)

Otro lugar global es el multidiccionario Glosbe (enlace)

Otro divertimento es diseñar cualquier nombre mediante Picnames (enlace)

Los compilo de momento aquí en este post y posiblemente en otra ocasión desarrolle más este asunto, que es uno de mis asuntos preferidos.

5 mar 2021

2021: Odisea de lo que sigue siendo

El primer viernes de este año –hoy hace 9 semanas- escribí en este blog una entrada para iniciar un reto. No aclaraba mucho, tan solo apuntaba que podía ser el inicio de un viaje. Tan solo avisaba de que quería escribir. Más a menudo. Sobre algunas cosas en especial pero sobre diversos asuntos en cualquier caso.

Una semana después ya regresé con una palabra nueva para definir la presunta odisea: el heptablogging, es decir, escribir cada día de la semana, y hacerlo según el día en un sitio u otro. Al empezar la primera semana aun no tenía del todo claro cuales iban a ser los otros seis lugares, pero se conformaron pronto. Así los tres primeros, de viernes,sábados y domingos, son los blogs propiamente dichos: los viernes aquí, los sábados Bibliugrafías y los domingos mis Ugrafías en el blogroll de Voces Amigas. Los lunes una imagen subida a Instagram, los martes una crítica de cine en FA y los miércoles algo en esperanto. Los jueves recapitulación de enlaces en Twitter y cada viernes vuelta a empezar.

Hace años y hace meses había intentado ser perseverante en uno u otro sitio, pero nunca lo conseguía. Esta forma de intentarlo, además de añadir la presión del reto a diario, me hace seguir siete líneas paralelas que se acercan o se alejan entre ellas cada semana. Y de momento me funciona muy bien como sistema. Ningún día me he encontrado agobiado ante el espacio en blanco pues cada día llevaba ya una semana sin encontrarme ante el mismo espacio.

Realmente pienso que es lo que necesitaba, una especie de ‘truco del almendruco’. Hoy hago un primer alto en el recorrido, miro atrás y veo 63 entradas, una por cada día ya pasado del año en curso. Me faltan 301 días por delante para conseguir la odisea del lo que sea de 2021.

Me planteo otra meta volante... Cada más o menos cien entradas, copipastearlas seguidas en Tumblr. De momento sigo sumando y siguiendo. Paso página y constato que la que paso es la más frondosa que he pasado en años. Sigue siendo un viaje personal, no hay comentarios ni followers ni debates ni secuelas. Me lo guiso y me lo como, como se suele decir de Juan Palomo.

Hace tres días se me ocurrió otra palabra: plumaplomo. Me gusta porque es como dual. A ver si la defino y tal. De momento la imagino sonando como Led Zeppelin (es decir, aquello flotante y a la vez pesado)...